Lecturas abandonadas

Lista de lecturas abandonadas, que recuerde, a lo largo de los años...

1. El Romancero español (apartado para otra lectura)
2. Un mundo para Julius, de Bryce Echenique (me aburría)
3. La naranja mecánica, de Burgess (engorroso por la cosa esa del diccionario, quizá en digital...)
4. Las ciudades invisibles, de Calvino (me aburría, pero le daré otra oportunidad, sin duda) leído en 2014
5. El mito de Sísifo, de Camus (no lo pillaba, o no seguía el hilo o no me llega la sesera..., quizá en mejor ocasión)
6. Ocnos, de Cernuda (este me estaba gustando mucho, pero algo pasó y ahí quedó)
7. Divina Comedia, del Dante (leído el Infierno en dos ocasiones, en ambas no llegué al final).
8. Historia de dos ciudades, de Dickens (me gustaba, pero mi cabeza estaría en otra cosa)
9. Obras, de Epicuro (mira que es breve, y que me gustaba, pero lo dejé por vago para pensar en ese momento)
10. Viaje a la Luna, de Cyrano (me aburría un tanto, y una traducción viejuna hizo el resto)
11. Cien años de soledad (me aburría y me gustaba a un tiempo, y decidí dejarlo hacia la mitad para cuando solo me gustara, y creo que hice mal, porque ahora no sé yo si me gustará como entonces...)
12. Teatro muerto, de Gómez de la Serna (tenían más interés las introducciones a los textos, a modo de manifiesto, que los textos mismos, que me aburrían soberanamente)
13. Te llamaré Viernes, de Almudena Grandes (lo dejé en una época en la que leía poco y dejaba todo a medias, pero que creo que ha sido la única época en la que habría leído a gusto a esta mujer)
14. Cántico, de Jorge Guillén (lo leía mientras hacía bicicleta estática, casi lo terminé, pero me di cuenta de que no lo estaba leyendo bien y lo abandoné)
15. Viento del pueblo, de Miguel Hernández (me gustaba, pero tengo esa facilidad para abandonar poemarios, por una especie de sentimiento de culpa por estar leyéndolos mal)
16. Cancionero y romancero de ausencia, de Miguel Hernández (lo mismo que el anterior)
17. Strindberg y Van Gogh, de Jaspers (he leído trozos de este libro muchas veces, entero lo intenté dos, me parece extraordinario, y por extrañas razones nunca lo terminé...)
18. Diario Íntimo, de Kierkegaard (dos veces lo intenté, la última este año 2013, y en ambas no paso de la mitad, pese a que me gusta, y que conforme avanza es cada vez mejor)
19. Obras, de Kropotkin (una de esas lectura que difícilmente retome algún día)
20. Juegos de la edad tardía, de Landero (me gustaba, pero este lo abandoné hace casi veinte años, cuando uno hacia cosas que no se explica ahora)
21. Razón y revolución, de Marcuse (un poco por denso y un poco por vago, lo dejé a la mitad)
22. Si te dicen que caí, de Marsé (me estaba entusiasmando, pero por el camino se cruzó algo que ahora no llego a recordar)
23. Tiempo de silencio, de Martín-Santos (otro que tal, creo que por entonces lo dejé para ponerme a escribir como un poseso, quizá por gestos así que dejara de escribir hace más de quince años, para poder terminar los libros) Leído en 2015.
24. Manuscritos: economía y filosofía, de Marx (en el instituto leí la mitad que nos pedían, después intenté leerlo entero y no pude con el)
25. Cuadernos, de Paul Valery (demasiado denso, demasiado esquemático, demasiado para una mente como la mía. Una gran frustración)
26. La cartuja de Parma, de Stendhal (otro abandono de juventud, seguramente lo leeré alguna vez)
27. Trilce, de César Vallejo (demasiado difícil para mí entonces, me da miedo ahora que soy menos dado a la poesía)
28. La ciudad y los perros, de Vargas Llosa (mi único intento, a excepción de una nouvelle como Los cachorros, de leer al autor, por dos veces abandoné bien mediada la novela, por agotamiento. No me gustó)
29. La revolución desconocida, de Volin (en realidad lo leía a trozos y en diagonal, lo dediqué varias horas, pero nunca hubo un firme propósito de leerlo de principio a fin)
30. Vida, de Diego Torres Villarreal (se me hizo pesadísima y coñazo hasta casi lo insoportable, quizá tuve demasiadas altas las expectativas)
31. El mundo como voluntad y representación, de Schopenhauer (leídas unas 300 páginas, puedo decir que fue la mayor frustración de mi vida lectora, al no enterarme de casi nada, logró que me sintiera más y más tonto a cada página. Lo peor de todo es que sé que es muy probable que nunca lo vuelva a intentar leer)
32. Danubio, de Magris (me gustaba, pero no era el momento, este si que lo leeré en breve)
33. Tractatus Logico-philosophicus, de Wittgenstein. Sólo leí la extensa introducción y me desanimó casi por completo. Creo que no le sacaría demasiado partido.
34. Walden, de Thoreau. Solo lei la introducción y se me antoja algo aburrido, pero creo que si lo leeré.
35. Leviatán, de Hobbes. Aburrido.
36. Poundemonium, de Julián Ríos. Demasiado experimental, ni siquiera soy capaz de sacarle gozo puramente estético.
37. En nadar-dos-pájaros, de Flann O'Brien. Algo parecido al anterior, si bien veo algo de humor en el texto.

En fin, me voy a proponer leer al menos los que he puesto en negrita...